Olor a septiembre

Olor a septiembre

Mi estado actual podría definirlo con una sola palabra, ACOJONADA. Llena de ilusión,  con ganas y con la sensación de estar saltando y no saber muy bien que sucederá.
Me explico, en esto de seguir mi instinto, hay un ligero obstáculo ante la comodidad y la seguridad, sencillamente no existen. Siento que los voy creando a cada paso que doy, y cada paso en ocasiones es un acto total de fe. Como decía Martin Luther King «Sólo da el primer paso y el resto del camino irá apareciendo», pero amiga como en ocasiones nos «autosabotearmos» para realizar ese primer paso.
Este septiembre he decidido caminar y dar esos pasos que me llevan a lugares que ni en sueños hubiese imaginado. Como las semillas de escritura 💫🌱💫con una gran escritora y maga como es Cristina Serrano. Aquí te dejo el enlace del evento con más información por si te atreves….

https://www.facebook.com/events/1371676373000663/?ti=cl

y sino era eso suficiente…..El 13 presentaremos su libro en Palma de Mallorca😀.

No sé como lo haré, lo que sí tengo es: visto el lugar, a ella dispuesta, con ilusión y con billete y esta sensación de no poder no hacerlo. Hoy toca llamar a organismos oficiales y que nos cedan el lugar, pues eso, que estoy acojonada y viva…..Bendita vida!
Gracias por estar ahí, por prestarme un ratito de tu tiempo, lo más sagrado que tienes. Qué bueno el sentir que somos uno, te invito a que me cuentes, a que me escribas tus «acojones» que al fin y al cabo son tus acciones.
Aquí la semilla que me gustaría compartir contigo ahora, cuando sientas ese acojone, ese vértigo…..sólo cierra los ojos y posa tu mirada en un lugar, para un instante y haz tres respiraciones conscientes, pudiendo sentir cómo entra la vida en tus pulmones y cómo salen de ti tus parálisis, neuras, exigencias…..a mi me está sirviendo. Ya os diré día, hora y lugar para que acudaís a la presentación😉.

Salud y buena vida🌻

Nueva vuelta alrededor del sol

Pues sí, hace unos días empecé nueva vuelta alrededor del sol, y ya van 41!!!! una detrás de otra😅, alguna ha sido más lenta, otra más intensa, algunas deseaba que pasarán rápido, sobretodo las primeras. Últimamente es al contrario, quiero disfrutar al máximo cada ángulo del sol. Supongo que ver y sentir que ya estoy casi en el meridiano de mi vida conlleva más reflexión y atención.

Con esta nueva vuelta me he hecho un propósito, voy a realizar también una nueva vuelta a la vida laboral, a insertarsme en la sociedad. Aunque pueda parecer que vuelvo a lo mismo, como decía Heràclito «Nadie puede cruzar el mismo río dos veces», yo ya no soy la misma, durante casi 3 años he hecho un paréntesis, decidí salir de los planes y estructuras establecidas y guiarme por mi corazón e instinto. La vida me dio la oportunidad de vivir en un pueblecito rodeada de montañas y bosque, creo que durante ese tiempo disfrute de vivir como una cuasi ermitaña, si te digo la verdad, es algo que siempre había deseado.

Sin embargo, en el fondo era consciente, de que como todo, aquella situación era temporal y así fue, la vida volvió a pedirme cambio y cambié pueblecito por ciudad, y claro la ermitaña desapareció y ha dado lugar a una persona con ganas de crear, de construir, de hacer y compartir. Así que vuelvo a mi querido mundo de los seguros, esta vez con una mirada más amplia gracias a antropología, más amorosa e inclusiva gracias a las vivencias y aprendizajes de las constelaciones familiares y más adulta, gracias a éstas vueltas físicas y psicológicas que conlleva vivir.

A veces viene bien parar y mirar a dentro, sentirse, escucharse y de pronto sentir como la vida te llama, te incita, te invita a que bailes con ella y dejes el mundo ideal para convertirlo en realidad, quizá no será el imaginado, pero lo que es seguro es que será real. Un gran amigo una vez me dijo que mientras no decides, puedes pensar que lo tienes todo, pero realmente no tienes nada, hasta que no decides no existes. En la vuelta 41 he decidido inventarme otra vida, crearme de nuevo, seguir disfrutando de cada instante y decidir volar con vientos nuevos.

Gracias por leerme, acompañarme y aquí una semilla nueva para vivir bonito. En este caso son dos derechos que reivindico y que a veces se me olvidan, recuerda tienes derecho a cambiar de opinión y puedes equivocarte, eso sí, la lección la llevas contigo.

Salud y buena vida🌻

¿Jugamos?

¿Jugamos?

Me gustaría hacer una confesión, lo reconozco……Tengo un punto de señorita Rotenmeyer. Y es un punto que es transversal en muchísimas partes de mi vida, necesito que todo se haga de la manera «correcta» (claro está es mí forma).

Poco a poco la vida me va enseñando que hay otras maneras y que «correcto» es simplemente una forma entre un millón, a esto también han ayudado mis lecturas de antropología.

Sin embargo ayer tuve un zasca en toda la cara, pues por mucho que leamos o veamos, en abstracto no se aprende, hay que vivirlo en las propias carnes, hay que vivirlo. Algunas tardes voy a jugar con los niños que están ingresados en el hospital de mi ciudad, y claro….yo con mi manera «correcta» de jugar, en ocasiones he tenido que respirar y relajarme…..pues ellos deciden inventarse la reglas y ….¡Oh, sorpresa! Nos lo pasamos genial.

Ayer fue una de esas tardes de juegos, en cuanto llegue ya había en la sala una madre con su hija, estaba pintando y claro, parte en el folio y parte en la mesa, en seguida puse un mantel de plástico (ahí mi instinto Rotenmeyer haciendo acto de presencia), luego fui a ver al resto de niños, para que decirles que podían venir a jugar.

Al rato vinieron varios niños entre 6 y 9 años con sus padres y un pequeño de unos 2 años. El pequeño sólo hacia que subir a la mesa y tirarnos el juego, yo no podía entender porqué la madre no lo cogía y lo sentaba.

Luego nos pusimos con las pinturas y claro, él quería jugar, en fin, acabo sucediendo, me pinto de arriba abajo….yo me quedé helada y de pronto lo entendí, lo sentí …..»¿Y qué más da Paloma? ¿Qué importancia tiene realmente?» Para mi sorpresa mi respuesta sincera fue, «Ninguna, sencillamente estamos jugando y forma parte del juego» . Era algo que tenía GRANDES POSIBILIDADES de suceder y sucedió, los padres le corrigieron un poco, aunque sin gritos y manteniendo una mirada de amor hacia el niño.

Cuando se iban, se quería llevar una pelota, yo se la cogí y le hice un juego con ella, él de pronto la quería……ahí mi versión Rotenmeyer volvió a salir (me dijo que no, obvio), sin embargo, la madre le dijo » Un rato, pero luego se la devuelves», así que le deje al niño la pelota……y cuál fue mi sorpresa cuando con una sonrisa imitó mi juego y luego me devolvió la pelota sin más. Me quedé con cara de tonta.

Se dice que cuando ayudas a los demás estos te devuelven mucho más…..y a mi ayer me dieron una gran lección y cada tarde que compartimos juntos siento que me enseñan nuevas formas de jugar y vivir.

La semilla que me gustaría compartir es que te permitas cambiar de opinión, que te des permiso para salirte de la raya, del folio, somos seres en continuo movimiento, permitamonos trazar esa línea hasta donde sintamos que finaliza. Recordando siempre lo que decia Jean-Paul Sartre «Mi libertad termina donde empieza la de los demás «.

Salud y buena vida🌻

Darme permiso

Ellos dos se pusieron a nadar nada más llegar a la orilla de la playa, ella como siempre decidió quedarse un poco más retirada. Eran patrones repetitivos, ellos dos siempre habían conectado más, eran de acción, palas, baloncesto. Ella prefería quedarse quieta como si fuese una simple observadora y no formase parte de la escena.

Sin embargo, siempre formamos parte del cuadro, lo queramos o no, aún cuando creemos estar al margen, nuestra mirada, nuestra energía está presente y baña la acción.

Esta vez decidió darse permiso, al principio le costó pues era un papel nuevo para ella, quizá jugar a palas, fuese divertido, quizá darse permiso para jugar sin ningún tipo de pretensión podía estar bien, quizá romper con los viejos patrones era lo que su alma realmente le estaba pidiendo a gritos.

La semilla que me gustaría compartir, si tienes la opción de ir al mar, ves, corre hacia la orilla, metete mar a dentro, zambúllete y quedate haciendo el muert@ …….asi, sin más……sin nada más, observando, sintiendo como el mar te mece……a mi me costó dejarme mecer lo reconozco, solté algún que otro grito cuando note algún pez cerca…..sin embargo…. cuando lo conseguí….que bonita la sensación de soltarse a algo que sabes que te sostiene. Que forma tan bonita de aligerarte la espalda y poder respirar mejor.

Salud y buena vida🌻

Tiempo y espacio.

Tiempo y espacio.

Al llegar a la isla mágica, hace más de dos años, decidí apuntarme a Tai Chi, si tienes cerca un centro Taoista de Tai Chi te lo recomiendo.

Al inicio iba perdida, me fijaba en imitar los movimientos externos del resto, claro estamos más acostumbrados a poner el foco en el exterior.

Poco a poco y gracias a los instructores, sí allí no hay maestros o profesores sino instructores, que te muestran el movimiento primero y luego tu lo repites, ahí en tu cuerpo viene la concreción y corrección. Un poco como en la vida, tu puedes observar, pensar, divagar, sin embargo hasta que no pasas a la acción hasta que no concretas no lo puedes sentir en tu cuerpo. Y ya se sabe, lo que no sientes o experimentas…..no lo has vivido.

Bueno volviendo a mis queridas clases de Tai Chi, me parece un instante mágico cuando todos nos ponemos a hacer la tabla (son más de 100 movimientos encadenados) en silencio, coordinados……por un instante tiempo y espacio desaparecen. Hoy después de hacer la tabla Marianne, la instructora de los jueves por la mañana, nos da consejos o mejor….nos indica donde prestar atención en nuestro cuerpo cuando realizamos un ejercicio, pues no se trata de movimientos externos y amplios, sino más bien sutiles e internos, sentir la rotación de la columna, su extensión, el cambio de peso de un pie a otro. Casí siempre para mi, escucharla es estar delante de una gran sabía, dando lecciones de vida.

Hoy ha sido uno de esos días «Al movimiento tenéis que darle el tiempo y espacio necesarios» y es cierto, tanto en Tai Chi como en cualquier otra cosa que hago, en tantas ocasiones no me permito llevar hasta el final el movimiento, que ocupe todo el espacio y el tiempo que requiera. Si escuchas y te pones en sintonía notas cuando aún queda algo por suceder, por entregar…..Y cuando permites el tiempo y el espacio, como si no existirán………ahhhh…. ahí de pronto, por un instante surge la conexión contigo y con el resto, de pronto los límites fisicos se transgreden.

Por eso he decidido que en este blog seguiré mi movimiento y cuando sienta que es el tiempo escribiré sin programas ni estructuras, unas veces será más extenso, otras veces más concentrado.

Eso sí la semilla te la dejo por si te apetece experimentar el lado bonito de la vida. Ves a una floristería y compra una flor, la que más te guste y su aroma te cautive. Muchas veces pensamos en un gran ramo, sin embargo una flor te puede costar menos de 5 euros y te la regalas, por que la vida es bonita y tú también, y por qué no? Además te mereces ver y sentir esa belleza.

Salud y buena vida😊

Materializando sueños

Materializando sueños

El otro día le comentaba a una amiga que no sabia porqué me comportaba de determinada manera. Sé que mis 3 actos mágicos son: salir a correr, meditar y escribir y hace muuuucho que no los práctico, ¿Por qué?

Hoy he decidido no saber el motivo,sino sencillamente calzarme las zapatillas, sentir esa sensación que me produce el correr y por fin crearme un blog y escribir……ya, estarás pensando…. ¿ y meditar?… creo que después de comer ……algo entre meditar y siesta ha sucedido.

Pues sí, he decidido que ya estaba bien de que mis ideas se colapsaran en mi cabeza, con todo el caos y estrés que me ocasionan. He optado por materializar y permitir que se muestren al mundo. Sencillamente pretendo compartir mis neuras, reflexiones y algunas actividades que a mi me han servido para saborear el lado bonito de la vida.

El blog se llama s’embat en referencia a un viento que se da en Mallorca cuando el aire sopla hacia el interior y es lo que después de más de 40 años de vida he decidido hacer.

Parar de la vida programada y creada por todos y observar que quizá yo no quería eso, decidía hacer una pausa, sin tiempo determinado y sin saber muy bien para qué, igual que está mañana, un día decidí que ya no podía no hacerlo. Dejé mi trabajo como agente de seguros, mi casa en la península, mis amigos y relaciones y me vine siguiendo el s’embat, a una isla mágica a conocerme mejor, a descubrir que vivir, puede y es bonito si así lo crees.

Es cierto que para tomar esa decisión hubo mucha gente que me ayudó, que me mostró luz en algunas ocasiones y en otras mi sombra frente a frente. Gracias a todos por qué de alguna manera formais parte de mi.

Para ser la primera vez creo que ya mostré bastante…..eso sí os dejo una semilla por si alguien quiere probar esto de vivir bonito.

Cuando vayas paseando por campo, por ciudad….estate atento y encuentra un árbol, ……para un segundo y observa ese movimiento en sus ramas, un poco más …… y podrás ver como sus hojas se mueven y llevan un ritmo…..el baile del aire y de las hojas….parece un mar verde en movimiento